Etiquetas

, , , ,

Publicado en el Diario La Nación de Neiva (Huila, Colombia) el 05  Diciembre de 2010.

Algunas decisiones son muy sutiles y solo toman un segundo. Otras necesitan más tiempo y pueden ser tan trascendentales, que se convierten en todo un lio creando caos e incertidumbre. Nada más equivocado que tomar una decisión a la ligera estando enojado o confundido. Entonces, ¿cómo decidir acertadamente? ¿Cómo poder saber si nuestras decisiones son para nuestro mayor bien?

Recuerda que siempre hay una decisión perfecta para toda situación. Humanamente somos limitados pero espiritualmente somos ilimitados, de manera que cuando nos permitimos ser guiados por el espíritu divino, el camino se hace claro. El solo hecho de tomar una decisión conlleva a que el universo se ponga en marcha. Dios nos provee de las ideas y los recursos necesarios para lograr nuestras metas.

No hay necesidad de buscar las respuestas “afuera”. Posees toda la sabiduría en tu interior. Ahí reside la fuente más hermosa de información,  tu Yo Superior, tu conexión con la inteligencia infinita de Dios. Pide a tus ángeles que te sintonicen con este manantial de todo conocimiento.

Enfócate en lo mejor que pueda suceder y relájate. Ora a Dios, pide bendiciones para todas las personas involucradas, pregunta qué debes hacer e invoca a tus ángeles para que disipen de tu mente toda confusión. Los consejos de tu interior referentes a tu camino y dirección futuros suelen venir cuando estás tranquilo y en paz. Esos consejos pueden tener la forma de una palabra, un pensamiento, sentimiento, sensación, imagen y en ocasiones también eventos que ocurren  en sincronicidad y que de alguna manera te muestran y abren puertas para que tomes las decisiones que has estado posponiendo. Pide a tus ángeles que te ayuden a reconocer e interpretar fácilmente las señales que orienten claramente tus acciones por los senderos de la alegría, el bienestar y la paz. Actúa según esta guía; si la eludes constantemente, te será cada vez más difícil oírla o reconocerla en el futuro.

Honra y atiende la sabiduría de tu cuerpo. El nunca miente y se convierte en una herramienta poderosa que te apoya a la hora de tomar decisiones.  Para ello, emplea la técnica de “ensayar tu futuro” de la siguiente manera: respira profundamente varias veces, aquieta tu mente y piensa en cada una de las opciones con las que cuentas. Imagina y siente como si ya las hubieras tomado, analiza las consecuencias, visualiza cada escenario y centra tu atención en cómo reacciona tu cuerpo a cada una de esas posibles alternativas. ¿Te tensionas?, ¿hay nervios o angustia? o por el contrario, ¿sientes emoción y dicha?. Nota cuando la paz reemplaza la tensión. Entonces sabrás qué hacer y tomar acción. Si todas las posibilidades parecen buenas, pregúntate: ¿cuál de ellas me aportaría mayor alegría?, ¿cuál es la más sensata y práctica para mí?,  ¿cual trae más luz? o ¿cual me lleva más cerca de mi proyecto de vida?

Por otro lado, se fiel a ti mismo,  a tu escala de valores, no a la de nadie más. Reconoce que puedes confiar en tu guía divina sin buscar el visto bueno de otros. Libérate de la necesidad de aprobación ajena con el fin de evitar conflictos, “caer bien” o “agradar”. Busca tu propia admiración. Tu sana autoestima atrae todas las cosas y los seres que necesites. Los ángeles te pueden asistir en ese proceso si así lo pides. Ellos saben exactamente lo que tú necesitas.

Los ángeles aclaran el entorno ayudándonos a tomar la mejor decisión. Sin  embargo, a veces nuestra elección no es la más apropiada, pero no por ello se disgustan o se apartan de nuestro lado. Ya sea que aceptemos o rechacemos su consejo siempre nos acompañarán.

Los ángeles aconsejan que tengamos fe en nuestra habilidad para tomar decisiones. Confía en ti tomando consciencia profunda de la situación. Deja ir cualquier sensación de afán, si te precipitas te complicas. Regálate un momento de silencio interno. Cuanto más relajado te encuentres, tus opciones aparecerán más claras. Eventualmente ya no tendrás ni siquiera que decidir porque la elección será obvia. Así desarrollarás la confianza en ti mismo, aprenderás a reconocer lo que es correcto, porque así lo sentirás. Con Dios y los ángeles a tu lado, avanzarás con determinación.

Para terminar: que desde hoy tu elección y tu prioridad sean buscar siempre la paz mental, ya que ella te llevará a experimentar a plenitud la verdadera paz interior. No hay necesidad de renunciar a nada, simplemente elige la luz y el amor en todas las decisiones que tomes.

Martha Muñoz Losada

Anuncios