Etiquetas

, , , , , , , , , , ,

Publicado en el Diario La Nación de Neiva (Huila, Colombia) el 07 de Noviembre de 2010.

En el camino hacia Dios toda ayuda espiritual es bienvenida. Los arcángeles nos proporcionan la inspiración, la fuerza y la luz para guiarnos de vuelta a nuestra esencia Divina.

En esta segunda parte del especial de Arcángeles, continúo presentando las cualidades y misiones de cada uno de los más conocidos.

ARCANGEL JOFIEL: su nombre significa Belleza de Dios. Se le representa con un candelero de siete brazos. Es el arcángel del arte y la belleza. Su misión es embellecer interior y exteriormente todas las áreas de nuestra vida: pensamientos, sentimientos, hogar, trabajo, aspecto personal, etc.

Se le invoca para tener pensamientos hermosos y para apreciar la belleza en otros. Enciende nuestra chispa creativa y ayuda además en proyectos artísticos. Su energía es femenina y amigable. El color de su halo es fucsia.

ARCANGEL CHAMUEL: encarna el amor divino, la gratitud y la tolerancia. Su nombre significa El que ve a Dios. Una de sus misiones divinas es preservar la paz universal enseñando a los seres humanos a encontrar la paz interior aun en tiempos de crisis.

El arcángel Chamuel nos ayuda a buscar y encontrar todo lo que necesitemos en nuestra vida desde el alma gemela, propósito de vida, amigos, carrera, un mejor trabajo, un lugar para vivir hasta objetos perdidos. Además nos asiste en la construcción y fortalecimiento de relaciones interpersonales para que sean duraderas y sanas.

Su energía es dulce y cariñosa y el color de su halo verde pálido.

ARCANGEL ZADQUIEL: considerado el arcángel de la transformación, la misericordia y la compasión, nos ayuda en la realización de cambios profundos y trascendentales en nuestra vida. Su nombre significa Rectitud de Dios.

Cuando sientas dureza en tu corazón y no hayas podido perdonarte a ti mismo o a otras personas, invoca al arcángel Zadquiel quien sustituirá y transmutará las toxinas negativas del resentimiento, el dolor y el rencor por amor, fe y compasión.

Zadquiel es un gran sanador de la mente y de los recuerdos dolorosos. Además es conocido por su capacidad para aumentarnos la memoria. El color de su halo es azul índigo profundo.

ARCANGEL ARIEL: su nombre significa León o Leona de Dios. Es el arcángel de los recursos naturales del planeta. Su energía es femenina y su halo color rosado pálido. Muy conectada con la naturaleza y el medio ambiente, sobre todo en lo que se refiere al agua. Trabaja además conjuntamente con el Arcángel Rafael en la sanación principalmente de animales salvajes, peces y aves.

ARCANGEL JEREMIEL: es el arcángel de la clarividencia y las visiones proféticas. Su nombre significa Misericordia de Dios. El color de su aura es morado oscuro.

Cuando las almas pasan al más allá, el Arcangel Jeremiel las recibe y les ayuda a hacer la revisión de sus vidas. A los que aun estamos en este plano,  este arcángel también nos puede asistir para realizar un inventario de lo que ha sido nuestra existencia hasta el momento para evaluar los efectos de nuestras acciones y hacer correcciones mientras podemos.

De igual manera, si te preocupa el “futuro”, invoca a Jeremiel para que te libere de la tensión y te oriente acerca de los pasos que debes dar para crear la vida que deseas vivir.

ARCANGEL HANIEL: su nombre significa Gracia de Dios. Es el arcángel de la luna. Su energía es misteriosa y femenina siendo el color de su halo azul muy pálido. Relacionada con la intuición, la imaginación y las emociones, este arcángel nos ayuda tanto a despertar y a confiar en nuestra guía interior como a liberar y sanar todos los asuntos relacionados con dolores emocionales y del corazón.

ARCANGEL METATRON: uno de los dos únicos arcángeles que fueron hombres mortales. Metatrón fue el profeta Enoch. Su energía es muy fuerte y enfocada siendo el color de su aura rosado y verde profundo.

Este poderosísimo arcángel utiliza la geometría sagrada para limpiar y armonizar nuestro cuerpo energético liberando cualquier residuo de energía densa o no deseada. Metatrón posee una conexión especial con los niños y jóvenes altamente sensibles, principalmente con aquellos que han sido diagnosticados erróneamente con trastornos o déficit de atención.

ARCANGEL RAGUEL: considerado el arcángel del orden, la justicia, la esperanza y la armonía. Su nombre significa Amigo de Dios y su misión es ayudarnos a poner en práctica la sabiduría divina en nuestras relaciones interpersonales cotidianas. Maravilloso para sanar argumentos, resolver conflictos o mal entendidos entre personas y brindar armonía a toda situación. Es como tener un abogado celestial. Su energía es entusiasta y su aura color azul claro.

ARCANGEL SANDALFON: es el arcángel y patrono de la música. El color de su halo es turquesa. Su nombre significa Hermano y hace referencia a su hermano gemelo el Arcangel Metatron. Sandalfón es el otro arcángel que fue mortal. En vida fue el profeta Elías.

Su misión principal consiste en entregar a Dios las plegarias de los seres humanos para que puedan ser respondidas. Nos ayuda a desarrollar una conexión cercana con nuestro creador.

ARCANGEL RAZIEL: nos ayuda a comprender los misterios del Universo; de ahí que su nombre signifique Secreto de Dios. Su misión es despertar en nosotros la sabiduría interior y aumentar nuestra capacidad de ver, oír, saber y sentir la guía divina.

Su energía es sutil y su aura contiene todos los colores del arco iris.

ARCANGEL AZRAEL: Su nombre significa A quien Dios ayuda. Su rol fundamental es ayudar tanto a las almas en el momento de su fallecimiento como a los seres queridos que lloran su partida. Es el arcángel indicado para invocar en momentos de transición en donde se requiera un consuelo y un apoyo para cerrar cualquier ciclo de vida (ruptura de relaciones interpersonales, pérdidas, cambio de trabajo, duelo, etc.). Su energía es serena y su aura color crema (beige).

Para terminar, mi sugerencia si deseas conectarte con cualquiera de estos seres de luz es que escojas el arcángel o arcángeles con los que te identifiques o que se relacionen mejor con la necesidad o el aspecto que deseas trabajar. Busca un entorno tranquilo, aquieta tu mente e invócalos con tu intención y pensamientos.  Entrégales tus preocupaciones y agradece su infinito amor con la certeza de que tus plegarias están siendo escuchadas y atendidas por Dios.

Martha Muñoz Losada

Anuncios